Seleccionar página

¿Sabías que los niños son quienes se llevan la mejor parte en las compras de Navidad? Según un reciente, los españoles estamos dispuestos a gastar este año una media de 209 euros en regalos navideños, y los mayores beneficiarios serán los niños. De hecho, alrededor del 80% de los niños reciben como promedio un total de cinco regalos o más durante estas fechas y que la mayoría recibe 10 veces más regalos de los que necesitan.

Sin embargo, aunque esta tendencia consumista sigue en aumento, cada vez son más los especialistas que afirman que hacerles demasiados regalos a los niños puede resultar contraproducente. De hecho, demasiados obsequios pueden dar pie a una sobreestimulación, haciendo que los pequeños no disfruten cada regalo en particular e incluso que ni siquiera les presten atención a algunos de los presentes.

El exceso de regalos puede provocar que los niños pierdan la ilusión debido a un exceso de estímulos positivos. Asimismo, se ha apreciado que el exceso de regalos puede incidir de manera negativa en su nivel de tolerancia a la frustración haciendo que quieran tener las cosas inmediatamente, incluso puede restarle valor al sentido del esfuerzo, la generosidad y la austeridad.

¿Y no ocurre que, a pesar de tener decenas de juguetes guardados, al final terminan jugando con los mismos siempre? ¿O quizás creando sus propios juguetes con cajas de cartón y cartulinas que encuentran por casa? Imagina que llega un día en el que le preguntas: ¿Qué le vas a pedir a Papá Noel? Y te contestará: no sé. Intenta que nunca llegue ese día. La Navidad, recuerda, no sólo se basa en regalar juguetes. Los niños son capaces de ver mucho más que nosotros en esta fiesta. Pero… ¿realmente disfrutan cada vez que reciben una avalancha de juguetes? ¿Realmente valoran cada regalo? La respuesta es No. Cuanto más reciben, más vacíos se sienten, porque no son capaces de ‘digerir’ tal empacho.

Así, ni ocho, ni diez ni doce. Cuatro. Cuatro es una cifra perfecta. Es la cantidad de regalos que recomiendan los expertos para los niños en Navidad. Ya me imagino que es un objetivo casi imposible. Toda la familia compite por hacer al niño feliz, e incluye sus deseos en su carta personal a los Reyes Magos. Al final, los niños se juntan con el regalo que encargó su tía, el que encargó su tío, el que pidieron sus abuelos, el que pidieron sus otros abuelos… los que apuntaron ellos… Y resulta que reciben tantos juguetes, que no son capaces de pasar más de un día seguido con uno de ellos. La solución para evitar este empacho de juguetes: la regla de los cuatro regalos de Navidad.

¿En qué consiste la regla de los cuatro regalos navideños?

La regla de los cuatro regalos navideños es muy sencilla y se sustenta en la teoría de que los obsequios para los niños tienen que ser útiles. Básicamente, apuesta por que se les regalen a los pequeños artículos que en verdad vayan a utilizar y que les reporten algo para su desarrollo.

La clave radica en elegir presentes que cumplan los principios siguientes:

  • Un regalo que le sirva para llevar, ya se trate de prendas, zapatos u otros accesorios.
  • Un artículo vinculado a la lectura
  • Un obsequio que deseen mucho, para satisfacer sus necesidades emocionales.
  • Un objeto de cualquier índole que realmente necesite.

Desde luego, se trata de apostar por la calidad frente a la cantidad, un auténtico desafío cuando se trata de niños. Porque ellos, evidentemente, sienten un afán desenfrenado por tenerlo todo, y si es posible, ya, en este mismo momento.

Tres aspectos que no debes pasar por alto a la hora de elegir un regalo navideño para los niños

1. Ten en cuenta su criterio

No siempre es fácil elegir el regalo del niño teniendo en cuenta sus criterios y deseos, ya sea porque las expectativas del pequeño son demasiado elevadas para tu condición económica o porque el regalo no es acorde a su edad. Sin embargo, aunque no siempre se podrá complacer al niño, es importante que tengas en cuenta sus preferencias a la hora de elegir un regalo para Navidad. Así no solo logras que le guste el obsequio sino también que lo usará.

2. Encuentra un obsequio acorde a su edad

Cada artículo infantil está diseñado para un rango de edad, en función del cual se determina su seguridad y funcionalidad. Por eso, es recomendable que cuando elijas el regalo para tu hijo, verifiques que sea adecuado para su edad. Más vale esperar un poco más que obsequiarle algo que el niño no valorará pues no puede aprovechar sus funcionalidades, o peor aún, que represente un riesgo para su seguridad.

3. Apuesta por regalos educativos

Es importante que a la hora de escoger un obsequio para el pequeño tengas en cuenta su uso. No siempre los mejores regalos son los más caros o los que están de moda. De hecho, los mejores obsequios para los niños son aquellos que les reportan beneficios y estimulan su desarrollo.

 

https://www.youtube.com/watch?v=NbkSwPX1668