Seleccionar página

Queridas familias:

Esta semana hemos tenido un taller que nos ha abierto las puertas de la INVESTIGACIÓN… Sí, habéis leído bien, los peques de tres años podemos investigar y lo mejor de todo es que es así como se producen ¡muchos de nuestros aprendizajes!

Y es que, el simple hecho de investigar es algo que todos los niños y niñas realizan ya desde los primeros contactos con el mundo exterior: observan, tocan, experimentan, crean… Todas esas experiencias fruto de la propia curiosidad, les aporta aprendizajes nuevos de los objetos, la comida, las personas, e incluso de sus propias emociones. Además, investigando también se desarrollan muchas otras habilidades que estarán en ellos cuando se hagan mayores, como la capacidad para observar con atención, el desarrollo de la creatividad y la capacidad de dar soluciones a problemas que se plantean, la aceptación de la frustración al ver que algo no ha salido como esperaban que saliese… Y lo mejor… que se realiza ¡desde el juego! Lo que ese aprendizaje sea mucho más divertido.

Nuestra investigación de esta semana ha venido de la mano de un Taller de Luces y Sombras. En él hemos visto qué ocurre con la luz, cómo esta puede reflejar sombras de los objetos, cómo algunos objetos dejan pasar la luz y otros no… e incluso que con la luz… ¡podemos pintar! Lo hemos pasado genial, hemos aprendido mucho y se ha creado en nosotros una curiosidad que aún plantea preguntas para resolver…

Por ello y para haceros partícipes de todo lo que hemos aprendido y animaros a seguir descubriendo con vuestros hijos e hijas a través de la INVESTIGACIÓN Y EXPERIMENTACIÓN, os dejamos a continuación unas fotitos de nuestra experiencia. Esperamos que os guste.

Contenido restringiod / Sólo miembros

No puede acceder a este contenido porque sólo está disponible para miembros registrados. Por favor, para ver este contenido.

Un saludo de las profes de tres años.