Seleccionar página

Recordad que la memoria a corto plazo es como la arena de la playa. Si sólo confiáis en ella, cuando vengan las olas o suba la marea, se os olvidará todo. Tenemos que intentar que lo que aprendemos esté en la memoria a corto y a largo plazo y para eso es necesario ir distribuyendo el estudio poco a poco y repasar lo estudiado otro día.