Seleccionar página

Ya hemos comenzado diciembre y con ello esta época tan especial y mágica que, a todos y sobre todo a los niños, nos encanta…

¡¡¡LA NAVIDAD!!!

Es momento de descansar, después de tan largo trimestre, de disfrutar de los momentos con la familia, primos, amigos… y lo que todos los pequeños esperan con ansia, la llegada de los Reyes Magos.

Como padres, sabemos que son unas fechas en las que los niños reciben muchos regalos; pero imaginaos que llega un día en el que le preguntas: ¿Qué le vas a pedir a los Reyes Magos? Y te conteste: no sé. Intenta que nunca llegue ese día. Recuerda, la Navidad no sólo se basa en regalar juguetes. Los niños son capaces de ver mucho más que nosotros en esta fiesta. Pero… ¿realmente disfrutan cada vez que reciben una avalancha de juguetes? ¿Realmente valoran cada regalo? La respuesta es No. Cuanto más reciben, más vacíos se sienten, porque no son capaces de ‘digerir’ tal empacho.

Desde el departamento os queremos dar algunas ideas de juegos que podéis chivárselas a los Reyes para que con un poco de suerte os las incluyan en las listas de vuestros hijos/as.

Comenzando por los más pequeños os proponemos varios juegos para trabajar la motricidad fina:

Abejas en la colmena: Hay que hacer coincidir la abeja con su colmena. Hay que colocarla utilizando las pinzas. También refuerza el reconocimiento de los colores y los números.

Maletín de mosaicos: reconstruir la lámina presentada encajando pinchitos de diferentes colores.

Apilar y enroscar: Desarrolla la destreza manual, apila y atornilla las piezas de diferentes maneras nos incluyen 5 tarjetas de muestra en ambos lados.

Geoform: ¡Estimula el aprendizaje a través del juego! Perfecto para desarrollar las habilidades manipulativas, mejorar la agilidad visual y potenciar el reconocimiento de las formas y los colores de forma divertida.

A continuación, también os mostramos juegos que trabajan otras habilidades como la atención, vocabulario, razonamiento…

Dobble: un juego de cartas que se basa en la velocidad, observación y reflejos, en el que los jugadores compiten por encontrar el símbolo que coincide entre las cartas. Hay múltiples variables, kids, cars, Harry potter…

Pictureka: juego emocionante de buscar y encontrar dibujos. Consta de 55 cartas de misión diferentes en 3 categorías. ¿Puedes encontrar 5 sonrisas grandes en 30 segundos?

Kaleidos:  un juego de mesa donde lo más importante es ¡abrir los ojos y estar atento! El objetivo del juego es encontrar la mayor cantidad de elementos en la imagen como sea posible, que correspondan a la categoría señalada o que comiencen con la letra seleccionada. Este además de la atención trabajamos vocabulario.

Palabrea: Del estilo del anterior, trabajamos el vocabulario con un juego de cartas de doble cara. En una cara se representan las 10 categorías del juego y en la otra, 3 letras de distinto color. Se el primero en encontrar una palabra de la categoría que indica la carta y que comience por la letra del mismo color.

Cortex: juego en el que intervienen tu agilidad visual, tu coordinación, tu memoria, capacidad de razonamiento, incluso el tacto. Compite con los demás jugadores en 8 tipos de retos que estimulan las habilidades cognitivas. Hay muchas variantes del juego dependiendo del rango de edad de los jugadores.

Lonpos: juego rompecabezas de geometría y lógica. Se sirve de poliformas y el jugador debe encajar un número fijo de piezas de un juego o perlas de varias formas para llenar un espacio completo. Con este juego trabajamos mucho toda la orientación espacial.

Y no queremos olvidarnos de los más mayores, ya que hay opciones muy divertidas que desarrollan el ingenio y el razonamiento:

Rush hour: juego entretenido, de lógica para un solo jugador. Desarrolla la habilidad mental, la estrategia y la capacidad para resolver problemas. El objetivo es conseguir sacar el coche rojo de entre los demás coches y camiones que le rodean, a través de movimientos secuenciales. 40 cartas deciden la colocación de los vehículos en el tablero.

Unlock: es una serie de aventuras cooperativas de evasión, escape y fuga. Los jugadores se enfrentarán a objetos, mapas y puzzles que pueden ser activados, resueltos o combinados en un esfuerzo por acceder a otras áreas, descifrar el código, y escapar finalmente de cada aventura.

Por último, a los padres os recomendamos una lectura para estas vacaciones; “Educar en el asombro”, que replantea el aprendizaje como un viaje que nace desde el interior de la persona, y lo recrea como una aventura maravillosa.

El Departamento de Orientación os desea….

¡¡¡FELICES FIESTAS!!!