Seleccionar página

Queridas familias:

Lo primero, desearos que hayáis tenido un buen inicio de año y por supuesto, que estéis disfrutando mucho con los niños de la nieve ¡menuda experiencia! y en la puerta de casa.

Como hemos tenido que retrasar el inicio de las clases os dejamos un pequeño vídeo para que los niños nos recuerden y vean que nosotras también estamos disfrutando del paisaje invernal. Estamos deseando volver a verlos, que nos cuenten sus aventuras navideñas y sus vivencias con la nieve.

https://vimeo.com/user92018644/review/499109609/805e65c14f

Como bien sabemos todos, hemos vivido un primer trimestre de curso en el que nos hemos tenido que adaptar y aprender a lidiar con la incertidumbre. Hemos tenido que renunciar a algunas cosas importantes como jugar con la plastilina (sabiendo los beneficios que ésta aporta) y prescindir de una biblioteca de aula con cuentos de verdad (de papel, con lo valioso que es el tacto y el olor de las páginas para despertar el amor por los libros).  Por todo esto hemos decidido que, durante los meses de curso que nos quedan, vamos a poner en marcha el servicio de préstamo de cuentos de la biblioteca compartida de cada aula.

¡Estamos preparados y muy muy ilusionados para iniciarnos en el mundo mágico de la lectura!

Para ello os vamos a pedir que cada alumno aporte dos cuentos, que alternaremos semanalmente debido a las normas de higiene sobre el COVID, teniendo que realizar cuarentena durante una semana.

Dichos cuentos deben tener unos requisitos y características para que estén adaptados a las necesidades y diferentes ritmos lectores de nuestro alumnado. Y que os explicamos en un documento que sacarán los niños el miércoles.

No es necesario que compréis cuentos específicos, probablemente tengáis en casa cuentos que se adaptan a estos requisitos. No importa que los hayan leído ya porque ellos van a coger los de otros amigos y es una buena oportunidad para que recomienden o hagan valoraciones de su cuento a terceras personas (estos diálogos entre iguales son muy enriquecedores para el desarrollo del lenguaje oral).

Al terminar el curso os los devolveremos, esperando que vayan cuidados, pero increíblemente manoseados y así, habremos conseguido nuestro gran objetivo: “ENAMORARLES DE LOS LIBROS Y CREAR UN HÁBITO DE LA LECTURA”.

Y recordad “Nunca es demasiado temprano para compartir un libro con los niños. Si aguardamos a que sepan leer para hacerlo, es como si esperáramos a que el supiera hablar para hablarle”. Penélope Leach

Muchas gracias por vuestra colaboración.